Plato conocido por todos, la ensaladilla rusa no solamente aporta frescor sino un conjunto de texturas a nuestro paladar. La firmeza de la zanahoria, la elasticidad del huevo cocido, las lamas del atún, la contundencia de la cebolla y la suavidad de la mahonesa son ejemplos de las aportaciones de nuestra ensaladilla rusa.
Ingredientes
  • Patatas
  • Zanahoria
  • Guisantes
  • Mahonesa
  • Atún
  • Sal
Alérgenos: Lácteos y Pescado
 
2.85€