Blog
menu

AOVE

El Aceite de Oliva Virgen Extra, el oro líquido
El aceite de oliva extra virgen, consumido comúnmente en la dieta mediterránea, es considerado el “elixir de oro” por sus múltiples beneficios para nuestra salud. 
 
Se ha comprobado que el aceite de oliva extra virgen contiene antioxidantes, grasas monoinsaturadas y ácido oleico. Estas tres sustancias se relacionan con la disminución del riesgo de la enfermedad coronaria y, en líneas generales, beneficia la salud cardiovascular.

Es muy beneficioso incluir el AOVE dentro de una dieta sana,  ¿aún no lo has incluido? Te revelamos 8 beneficios para alentarte a incluirlo en tu cocina y en tus platos.

1. Alivia algunas molestias leves.
El aceite de oliva contiene oleocantal que actúa con cierta acción antiinflamatoria con lo que, puede reducir dolores de las articulaciones y los músculos.
 
2. Buen aliado contra la diabetes.
El consumo de AOEV puede favorecer la regulación de los niveles de azúcar en la sangre y, por tanto, la producción de insulina.
 
3. Puede prevenir el deterioro mental.
Contiene grasas saludables monoinsaturadas y, aunque los estudios no son concluyentes, puede retrasar el deterioro mental.
 
4. Propiedades anticancerígenas.
Aunque es un campo que necesita de mayor estudio, existe la premisa que el aceite de oliva tiene propiedades anticancerígenas.
 
5. Ayuda a perder peso.
El aceite de oliva extra virgen es un alimento que contiene grasas saludables y se puede incluir su consumo dentro de una dieta para disminuir peso.
 
6. Controla la presión arterial.
Debido a su contenido de antioxidantes y grasas saludables ayuda a mejorar el sistema cardiovascular y, por tanto, ayuda a regular la presión arterial. 
 
7. Refuerza la actividad del sistema inmunitario.
Es rico en antioxidantes y otros nutrientes esenciales que favorecen la respuesta de nuestro sistema inmunitario.
 
8. Regula el colesterol.
El aceite de oliva virgen extra es un buen aliado para reducir los niveles de colesterol.
Comparte